El candidato de la coalición Por México al Frente, Ricardo Anaya, asistió a un dialogo con estudiantes de la Universidad Iberoamericana, donde fue recibido entre gritos de “¡Presidente, presidente!” y protestas por el caso de los 43 de Ayotzinapa.

En el auditorio Jesús Sánchez de esa universidad, Anaya comenzó su intervención con una referencia a lo ocurrido en 2012 durante la visita a esa institución del entonces candidato, Enrique Peña Nieto, quien se tuvo que refugiar en los baños.

“Primero, pase lo que pase, no voy a ir al baño”, bromeó.

El candidato aseguró que este evento fue uno de los más importantes para su campaña, “hace seis años la Ibero dio una lección de dignidad y esperanza”, expresó ante los presentes.

Primero, habló acerca de los empleos, denunciando la falta de oportunidades para los jóvenes y como han crecido los empleos con malos salarios. También habló de sus propuestas para garantizar un gobierno honesto y transparente. Anaya dijo “venir en son de paz” y que no atacaría a otros candidatos, sin embargo, se pronunció en contra de algunas propuestas de su contrincante, Andrés Manuel López obrador.

La ronda de preguntas

En la ronda de preguntas moderada por el periodista Jorge Ramos, los estudiantes tuvieron la oportunidad de hacerle algunos cuestionamientos, estas fueron algunas de las preguntas:

  • ¿Cuál sería una propuesta concreta para que no se violenten los derechos humanos de las personas en las fronteras?
  • “Debemos predicar con el ejemplo. El trato que México le da a los migrantes centroamericanos es de vergüenza. No tenemos ninguna autoridad moral para pedirle a Estados Unidos que trate bien a nuestros migrantes. Necesitamos tener un gobierno que se porte con un mínimo de dignidad”.

Otra estudiante de la Prepa Ibero preguntó: “En dado caso de que Meade declinara por usted, ¿qué pasaría con los escándalos de corrupción como Odebrecht y la Estafa Maestra? ¿Estaría dispuesto a renunciar si le encontraran algún caso de corrupción?”. a lo que el candidato aseguró que haría todo lo posible por encarcelar a los políticos corruptos e incluso estaría dispuesto a ser juzgado él mismo.

“Yo no quiero representar la continuidad de este gobierno”, enfatizó.

Ante la pregunta: ¿Cree usted que están vivos los estudiantes de Ayotzinapa?, el panista contestó “Quiero creer que sí. El gobierno mexicano no debe descansar hasta encontrar a los estudiantes”.

La platica con Jorge Ramos

El periodista comienza cuestionando a Anaya sobre sus bajas posibilidades de ganar la contienda, a lo que él se mostró positivo, asegurando que ganaría el próximo 1 de julio. Respecto a si Margarita Zavala merecía una disculpa de su parte, el candidato dijo: “se lo he dicho a Margarita de frente, he actuado con buena fe, si en algo la ofendí se merece una disculpa”.

Ramos también lo increpó respecto a que, a pesar de autodenominarse “antisistema”,  anteriormente no se pronunció en contra de Felipe Calderón, cuyo sexenio dejó una gran cantidad de muertos.

  • “En un sexenio donde hubo tantos muertos, no recuerdo que hayas salido a decir que lo que estaba haciendo tu jefe (Felipe Calderón) estaba mal”, señaló Ramos. 
  • “Más que antisistema, represento un cambio profundo. Nos opusimos a la reforma fiscal. Sin nosotros no habría reforma educativa que fue mediocremente implementada”, respondió Anaya. 

Temas polémicos

En el tema del aborto, Ricardo Anaya dijo estar de acuerdo “siempre y cuando no se criminalice a las mujeres”. Al preguntarle que si su hijo fuera homosexual asistiría a su boda, él respondió “por supuesto que sí”.

“Creo en la libertad y creo que debemos rechazar cualquier forma de discriminación. Además, ese asunto ya lo resolvió la Suprema Corte”, expresó Anaya sobre los matrimonios entre personas del mismo sexo.

¿Y acerca de la Marihuana?  “Estoy a favor del uso medicinal. Me parece increíble que México se haya tardado tanto tiempo en aprobarla. Para el uso recreativo tengo mis reservas por un asunto de seguridad pública. Abriría un debate sin prejuicios, de manera inteligente, con evidencia científica”.

Al panista también se le pidió su opinión acerca del “Ricky Riquín Canallín”, apodo que le puso López Obrador durante el segundo debate.

“A mí me da un poco de pena ajena que alguien que aspira a ser presidente de México se conduzca de esa manera. Un debate presidencial no es un concurso para bufón del pueblo”, dijo

 

Al finalizar el encuentro, el candidato se despide de los estudiantes, agradeciendo la invitación y haciendo un llamado a los demás candidatos para participar del dialogo con los jóvenes.