“Javier” chocó su auto en la carretera Xalapa-Coatepec el pasado fin de semana, pero ahí no acaba la tragedia; pues asegura que fue víctima de robo a su vehículo por parte del personal de Grúas Díaz.

Las pertenencias faltantes son:  dos lentes, uno de 300 milímetros y otro de 55 milímetros, además de prendas de vestir.

Después del impacto, el cual resultó en pérdida total, su vehículo fue levantado por personal de Grúas Díaz para ser llevado a un corralon ubicado en la colonia Revolución.

Aquel día  “Javier” sólo pudo extraer algunas pertenencias, pues las condiciones del auto le impidieron abrir su cajuela.

Al llegar, el conductor firmó el inventario, asumiendo  que su cajuela no la podían abrir, y confiando en la responsabilidad  de los encargados de Grúas Díaz.

Días despues acudió por sus pertenencias pero no encontró los objetos mencionados, los cuales se encontraban  en una maleta de equipaje en su cajuela-la cual no se podía abrir por el impacto-.

“Es lamentable que el personal de esta empresa se aproveche de una tragedia como un accidente automovilístico para robarle a la víctima, pensando que por la gravedad del accidente, el conductor no recordará las pertenencias que traía en su carro. Peor aún, que una empresa con tantos años de experiencia defienda y sea cómplice de estas anomalías”, señaló  afectado.

Para la nota se modificó el nombre del quejoso.