El segundo hombre más rico del mundo, Bill Gates, estuvo en la ciudad de Xalapa el pasado domingo. ¿La razón? Apoyar a su hija mayor, Jennifer Katherine Gates, en el Concurso Internacional de Salto Ecuestre Coapexpan 2018, que se llevó a cabo en el Club Hípico de esta capital veracruzana.

La joven se encuentra en el puesto 19 de la Federación Ecuestre de Estados Unidos, dentro de la categoría de salto de obstáculos. Sin embargo, ella y su yegua “Dolinn” no fueron capaces de subir al podio, resultando como ganadores el mexicano Patricio Rangel con su caballo “Tulum”.

En segundo lugar quedó Andrés Azcárraga y en tercero Paola Amilibia. Aún así, el cofundador de Microsoft se mostró contento al ver competir a su hija. Testigos aseguraron que el magnate les pareció una persona sencilla y muy amable.