Varias irregularidades fueron encontradas en la administración pasada del municipio de Jilotepec, de la cual estuvo a cargo María de Lourdes Lara López, pues no se encontraron documentos que sustenten algunas obras que se realizaron durante esa gestión.

El actual alcalde, Sergio Fernández Lara, e hijo de la anterior mandataria, denunció en conferencia de prensa estas anormalidades, dijo que éstas se hicieron notar derivado del proceso de entrega-recepción durante la transición de la antigua a la actual administración. Admitió que faltaban documentos correspondientes a obras públicas y de proyectos ejecutivos, pero que los responsables ya estaban subsanando parte del asunto.

Los ex funcionarios responsables fueron llamados para que ayuden a aclarar la información, además el alcalde dijo que no dejaría que su parentesco con la antigua alcaldesa influya en su deber para proceder frente a este tipo de situaciones.