Un total de 40 indocumentados hondureños fueron rescatados por el Instituto Nacional de Migración (INM) mientras eran transportados en el interior de un camión de carga en condiciones de extremas carencias.

El vehículo transitaba por el municipio de Juan Rodríguez Clara, donde fue detenido para una inspección y descubrieron a los migrantes que transportaba, quienes presentaban signos de deshidratación y asfixia.

Los indocumentados era de origen hondureño y se dirigían a Estados Unidos, siete de ellos son menores de edad, quienes viajaban acompañados de sus familias, y 33 adultos.

El INM puso a los menores a resguardo de los oficiales de Protección a la Infancia.

Además, el Instituto brindó atención médica, alimento y asesoría jurídica a los centroamericanos, informándoles sobre su derecho a pedir refugio en el país.