Al diputado federal Tarek Abdala se le juntan los pendientes, pues además de la el desvío de al menos 1,600 millones de pesos del erario público de Veracruz, ahora el SAT le notificó un embargo por 500 millones de pesos para garantizar siete créditos fiscales derivados de sanciones hacendarias impuestas al priista desde 2016, esto último de acuerdo con información del diario Reforma.

El SAT notificó al diputado federal por un embargo de 500.6 millones de pesos.

Y todo a escasos meses de quedarse sin el fuero que lo protege, pues el 30 de agosto termina el periodo de la LXIII Legislatura, en donde el cobijo de los diputados del PRI ha impedido que proceda la solicitud de desafuero que inició en enero de 2017.
El escenario para Abdala se complementa con la inhabilitación en su contra ordenada por la Contraloría General del Estado de Veracruz, para asumir cargos o comisiones en la administración pública durante los próximos diez años.
“Se impone al C. Antonio Tarek Abdala Saad, la sanción consistente en inhabilitación temporal para desempeñar un empleo, cargo o comisión en el servicio público por el término de diez años”, señala el punto tercero del procedimiento disciplinario administrativo número 171/2015, de esa dependencia, que se dio a conocer el 4 de noviembre de 2016.

¿Quién es Tarek?
Es un empresario cercano a Javier Duarte, egresado de la Universidad del Estado de Arizona, con titulo de licenciado en Prensa Estratégica y Relaciones Públicas por la Escuela de Programas Públicos, pasó de la iniciativa privada a la administración pública como director de Administración del DIF estatal en diciembre de 2010, justo cuando Duarte asumió el gobierno de Veracruz.
De febrero de 2012 a abril de 2014 fue tesorero en la Secretaría de Finanzas y Administración (Sefiplan).
Y en mayo de ese año se separó para iniciar su carrera para la diputación federal, en la LXIII Legislatura.
Ahora, su nombre es parte de la lista de funcionarios duartistas con sanciones, e indagatorias penales por desvío de recursos públicos.
En noviembre de 2015, la PGR confirmó que se abrieron averigaciones contra funcionarios estatales, derivadas de denuncias interpuestas por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) por irregularidades cometidas con recursos financieros federales en el estado de Veracruz.
Antes, en 2009, Tarek Abdala fue objeto de observaciones por “incumplimiento de los principios básicos de contabilidad gubernamental”, por una obra que hizo con sus constructoras para el gobierno de Veracruz, por un monto de 7.3 millones de pesos.
Como empresario, no recibió mayor sanción.