La situación en Haití se ha agravado a causa de los devastadores fenómenos naturales que lo han azotado en la última década: el terremoto de 7 grados en la escala Richter ocurrido en 2010, y el huracán Matthew en 2016. La sobrepoblación, corrupción y pobreza, han sido algunos de los principales factores que desencadenaron la gran crisis ambiental en la que hoy se encuentra.

En el país no existe una cultura sobre el reciclaje, muchos no tienen acceso ni a la educación más básica. Los habitantes viven con menos de $ 2 USD al día, por lo que el cuidado ambiental es un tema de menor importancia para ellos. Además, la inexistencia de un sistema para tratar residuos han convertido las playas de Haití en el basurero del mundo.

Alrededor de todo el planeta, se tiran más de 12 millones de residuos plásticos que van a parar directo al mar , y aproximadamente 1 millón de aves marinas y 100 mil mamíferos marinos mueran cada año debido a la contaminación de sus ecosistemas.