La deuda del municipio de Veracruz, equivalente a 260 millones de pesos podría afectar los próximos cuatro años de la actual gestión municipal porque se tienen varios compromisos con proveedores a los que se les tiene que pagar lo que se les debe, así lo señaló el actual alcalde Fernando Yunes Márquez.

El alcalde aseguró que eso no evitará que su gobierno de buenos resultados. Reiteró que se seguirán con las medidas de austeridad entre los funcionarios, asnillos como pasó con los regidores y directores, con la finalidad de agilizar el gasto.

Para esto dijo que era necesario eficientar el uso de los recursos, especialmente en el gasto corriente, recursos de viáticos, recursos de gasolinas, etc., para que se logre un mayor ahorro.