La Fiscalía General del Estado (FGE) informó que como resultado de las primeras investigaciones, el periodista Gumaro Pérez, asesinado el pasado martes en una escuela primaria en Acayucan, supuestamente estaba vinculado con un grupo delictivo que mantiene operaciones en el sur de Veracruz. Por lo que creen que fue asesinado por un grupo contrario al que él servía.

Presuntamente fueron encontrados datos, imágenes y conversaciones que Pérez tuvo con integrantes de grupos delictivos, a través de su aparato móvil. También dijeron haber registros de que el finado realizó múltiples visitas a Gil “N”, alias “El Negro”, quien se encuentra recluido, esto según los datos proporcionados por el área de Prevención y Readaptación Social, perteneciente a la Secretaría de Seguridad Pública (SSP).

Además, la FGE determinó que Gumaro Pérez no era periodista, y dijo “que no existe testimonio alguno de que el hoy finado se dedicaba a ejercer el periodismo”. Esto a pesar de que Pérez trabajó para varios periódicos locales, incluyendo el Diario de Acayucan, El mañanero, Diario del Sur y El liberal del Sur, además de ser fundador del periódico digital La Voz del Sur.