El priista Alejandro Montano fue nombrado como delegado de gobernación en el Estado de Veracruz, en remplazo de Ángel Ochoa Pérez, quien a su vez fue reasignado al estado de Aguascalientes, donde ya tomó protesta.

El cambio presuntamente se debe a la nueva agenda electoral del dirigente del Partido Revolucionario Institucional (PRI), ya que Ochoa Pérez consiguió varios fracasos en la zonas electorales que le fueron asignados en el Estado veracruzano.

Además, varias habían sido las quejas de personas que laboraban con él, de otros funcionarios públicos y varios políticos acerca de la actitud déspota de Ochoa, haciendo muy difícil tratar con él. También, algunos denunciaban que él y su esposa se dedicaban a presumir de un estilo de vida que no concordaba con el sueldo que le proporcionaba su cargo.

Por otro lado, Montano fue diputado local y secretario de Seguridad Pública en el gobierno de Miguel Alemán Velasco, entre otros cargo públicos que ha desempeñado. Recientemente, fue el candidato del PRI a la alcaldía de Xalapa durante las elecciones de junio pasado.