El dirigente de Morena, Andres Manuel López Obrador respondió a las críticas hechas por varios actores políticos del país sobre su propuesta de otorgar amnistías a miembros del crimen organizado, aseguró que no se puede acabar con la violencia enfrentándolo “ojo por ojo, diente por diente”.

Salvador Cienfuegos titular de la Secretaría de Defensa Nacional (SEDENA) comentó que “habría que consultar a la sociedad”, mientras que Francisco Soberón de la Secretaría de Marina (SEMAR) agregó que “sería como convertir al Estado en parte de la delincuencia”.

Tras esas declaraciones, AMLO se defendió acusando: “se ve que les ordenaron lanzarse en contra nuestra”. Posteriormente, ante la gente congregada a su alrededor dijo que de llegar a la presidencia cambiaría las políticas de seguridad.

“el próximo comandante de las fuerzas armadas del país nunca va a dar la orden de reprimir al pueblo de México”.

Finalmente, el tabasqueño se comprometió a que si llegaba al poder sostendría reuniones diarias a las 6 de la mañana con autoridades de seguridad para llegar a medidas que resuelvan el problema de la violencia.