El ahora presidente destituido de Cataluña, Carles Puigdemont, podría ser aprehendido pronto debido a que la juez española Carmen Lamela emitió una orden de detención europea en su contra.

Debido a los recientes intentos independentistas liderados por Puigdemont, éste fue separado de su cargo desde la semana pasada por orden del gobierno central español. Posterior a eso, el ex líder catalán huyó rumbo a la ciudad de Bruselas en Bélgica.

Desde ese país, el abogado Paul Bekaert confirmó durante una entrevista para una cadena de televisión que su cliente estaba enterado de la orden en contra suya y de otros cuatro ministros que también se encuentran en Bélgica. También explicó que esto significaba que el gobierno español solicitaría a los fiscales federales belgas la extradición de su cliente.

Al respecto de que si Puigdemont se quedaría o no en Bruselas, Bekaert respondió:

 “el Señor Puigdemont se quedará aquí. Dijo que cooperará plenamente con las autoridades belgas durante el procedimiento”.

Finalmente, Bekaert también afirmó que de ser aprobada en Bélgica la extradición, el ex presidente catalán apelará la decisión.