La sexta temporada de la popular serie de Netflix, House of Cards, será suspendida indefinidamente, así  lo anunció la plataforma de entretenimiento mediante un comunicado enviado al portal Deadline. Esto tras las acusaciones por acoso sexual hacia Kevin Spacey, protagonista de la serie quien encarna a Frank Underwood.

De acuerdo al comunicado, las empresas afirman necesitar tiempo para replantear la situación y controlar las preocupaciones que puedan surgir dentro del cast y el equipo de producción. También se anunció que la serie llegará a su fin en 2018, decisión que supuestamente se había tomado mucho tiempo antes de que empezaran las polémicas declaraciones en contra de Spacey.

El pasado domingo, el actor, que en la serie da vida al manipulador presidente de los Estados Unidos, fue objeto de acusaciones directas por un presunto episodio de acoso sexual ocurrido hace más de 30 años por parte del también actor Anthony Rapp, quien en ese entonces tenía 14 años.

Spacey, a través de su cuenta oficial de Twitter aseguró:

“Honestamente, no recuerdo el encuentro, hubiera sido hace más de 30 años. Pero si me comporté como él describe, le debo la más sincera disculpa por lo que habría sido un comportamiento ebrio profundamente inapropiado”

Rapp narró que el suceso ocurrió durante una fiesta llevada a cabo en el departamento de Spacey ubicado en Nueva York, quien al sentirse aburrido se retiró a una de las habitaciones para ver la televisión, momento en el que Spacey entró y mostró un comportamiento inapropiado hacia el entonces adolescente.

Mientras tanto, Netflix prepara un Spin-off de House of Cards, en el que una de las opciones a tratar es una historia basada en el punto de vista del asesor de Underwood, Doug Stamper, interpretado por Michael Kelly.