Rúbrica. Campañas adelantadas, descaro monumental

Son recursos públicos que entregan al Grupo Legislativo del PAN y que no está obligado a someter a fiscalización 

En la colonia Arboledas del sumidero de la ciudad de Xalapa, el señor Miguel prestó como cada martes el patio de su casa para el programa Casas de enlace del diputado panista Sergio Hernández; en esta ocasión y por tercera vez consecutiva el taller de gelatinas artesanales se llevó a cabo después de las 19 horas.

El domicilio al que invitaron a representantes de medios de comunicación está cerca de avenida del Café en una calle sin pavimentar en la que se puede ver a niños jugando entre cascajo y tierra suelta, debido a que el Ayuntamiento no les ha dado respuesta para poner un poco de concreto. 

En el pequeño patio varias mujeres escuchaban atentas la clase de Nelly que con grenetina y demás material enseñó a las vecinas de don Miguel a realizar pétalos dentro de una gelatina hasta formar una flor.

Taller de gelatinas artesanales

En esta ocasión el coordinador de la bancada del Partido Acción Nacional y promotor de esta proyecto se encontraba en el lugar para demostrar que este tipo de actividades solamente tienen el propósito de incentivar la participación ciudadana y fomentar de forma indirecta la organización vecinal.

Aunque se buscó verificar si don Miguel no recibe dinero del diputado Sergio Hernández por prestar este espacio, una persona del equipo de gestión se adelantó con el dueño de esta casa a decirle algo a su oído y el vecino solamente asintió con la cabeza, por lo que la versión que dio -sin que ningún reportero la solicitara- fue sobre lo bondadoso del proyecto y del legislador…

Mientras don Miguel insistía en la nobleza del programa, Nelly estaba a punto de concluir la clase de gelatina artesanal que mantuvo ocupadas a las vecinas más de una hora y al término el diputado del PAN les dio un breve mensaje sobre su interés de  mantenerse cerca de la gente a través de 170 casas de enlace que activó en toda la capital del estado.

En todas se ofrecen clases de manualidades o talleres de cocina para que las personas puedan autoemplearse, sin embargo, esto es pagado con recursos públicos.

Foto tomada de Facebook

Sergio Hernández aceptó que los recursos para operar las 170 casas de enlace provienen de una bolsa que se entrega a cada uno de los grupos legislativos del Congreso local para actividades legislativas, el cual no es fiscalizable.

En total gasta 96 mil pesos al mes para mantener las 170 casas de enlace que a pesar de que aseguró que no paga renta, debe costear el material y los maestros, así como las lonas que se colocan afuera de cada inmueble.

En entrevista realizada días previos también negó que él costeara los volantes que pasan a dejar a los hogares cercanos a las casas de enlace, se deslindó de una publicidad y culpó de esta a la organización de vecinas.

Respuesta a la solicitud de transparencia por parte del Congreso de Veracruz

El diputado del PAN, Sergio Hernández asegura estar dentro de la ley, pues las lonas con su imagen repartidas en varios sitios de la ciudad de Xalapa las paga con una partida que le corresponde como integrante del Grupo Legislativo del PAN, de donde también sale para el pago operar las 170 casas de gestión con las que asegura estar cerca de la gente.

“Alrededor de casi 90 mil pesos (…) del ‘apoyo legislativo’ que reciben todos los grupos de diputados: una partida de 40 y una de 45, suman alrededor de 95 (mil pesos), pero me gasto alrededor de 90 mil pesos, y también me ayuda, coopera un poco el regidor de aquí de Xalapa, Martin Espinosa, para algunas actividades extras, como las brigadas de Salud, por ejemplo”, dijo durante una visita a sus casas de gestión.

Aunque no descarta ser postulado por su partido para reelegirse o para contender en el proceso electoral en puerta, considera que sus casas y promocionales pueden mantenerse pues no ve ninguna violación a las leyes, ni a los principios de imparcialidad y equidad.

“Funcionan (las casas de gestión) desde el 5 de noviembre, que no había proceso electoral, también funcionaron durante el proceso electoral de 2017, y funcionarán hasta que termine mi gestión, pues son parte de un programa y un servicio que hemos ofertado como parte de la gestión de un diputado, o sea, no tiene porque entorpecer un proceso electoral la actividad normal de un legislador, que es fiscalizar, legislar y gestionar”, argumentó.

Dijo que si los demás diputados no hacen algo parecido es porque no quieren. 

“Yo creo que todos los diputados están en el derecho de trabajar con los ciudadanos, si los demás no lo hacen pues es su bronca”, manifestó.