Activistas del Movimiento Migrante Mesoamericano (MMM), pidieron formalmente a las autoridades estatales y federales que proporcionen datos de ADN de los restos humanos hallados en fosas clandestinas de Veracruz, pues tienen reportes de que algunos han sido víctimas del crimen organizado e incluso aseguran que por cada mexicano que desaparece, cuatro migrantes corren la misma suerte.

Tal estimación enciende las alertas si se toma en cuenta el reporte de 2 mil 600 desaparecidos solo en Veracruz entre 2010 y 2017, dado a conocer el pasado 16 de marzo por el fiscal general de esta entidades, Jorge Winckler.

En este escenario, la coordinadora general del Movimiento, Martha Sánchez Soler, dijo a CLIC que son altas las posibilidades de que se encuentren rastros de migrantes entre los más de 300 restos hallados en distintas fosas del estado.

Pero corresponde a la Policía Científica cotejar los datos de ADN con las muestras que se tomaron hace tres años a mujeres centroamericanas que participan en la Caravana de Madres Migrantes en busca de sus hijos, organizada por el MMM.

FOTO: JULIO ARGUMEDO

Los integrantes del Movimiento Migrante, junto con activistas de derechos humanos, se reunieron en la zona Veracruz-Boca del Río con autoridades estatales y federales, ante quienes reiteraron que una de las zonas más peligrosas para el cruce de los extranjeros es el sur del estado.

Pidieron sensibilidad ante el problema que enfrentan los migrantes y destacaron la urgencia de que se refuerce la seguridad en las regiones donde se ubican los albergues de apoyo y la ruta que siguen quienes dejan sus países de origen en busca de mejores condiciones de vida.

 

FOTO: LUIS ARTURO GAYOSSO

 

Y es que los registros y reportes que tiene la organización coordinada por Martha Sánchez, refleja síntomas de la presencia y operación de la delincuencia organizada, sobre todo en el sur de Veracruz.

Como ejemplo citaron el caso de seis hondureños a quienes les mutilaron los dedos el pasado 2 de abril, a pesar de que sus familiares pagaron el rescate de 1,200 dólares por cada uno, exigido por sujetos que los privaron de la libertad en Coatzacoalcos.

Uno de los primeros resultados de la reunión, fue la reactivación de medidas cautelares en la ruta migrante, por parte de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

 

FOTO: LUIS ARTURO GAYOSSO