Veracruz forma parte de un triángulo, junto con Puebla y Tlaxcala, en donde se comete con mayor frecuencia el delito de trata de personas, concentrando la quinta parte de los 651 casos que a nivel nacional reportó la Fiscalía Especial para los Delitos de Violencia contra las Mujeres y Trata de Personas (Fevimtra) de la PGR, entre 2008 y 2014.

Activistas enfocados a la protección de derechos humanos sugieren que las desapariciones forzadas de mujeres y niñas, de entre 15 y 21 años, están estrechamente relacionadas con las redes de trata y prostitución. También varones son sustraídos de sus localidades y trasladados a otros estados para el sicariato, delito en el cual se realizan asesinatos por encargo.

Al respecto, Alejandra Jiménez Ramírez, de la Red Unidos por los Derechos Humanos, explicó que durante la labor de acompañamiento a familiares de menores desaparecidas, detectaron que hay redes que ofertan servicios de prostitución a través de catálogos virtuales.

En el intento de hallar a las niñas y adolescentes desaparecidas, algunos de los integrantes de la red -en su mayoría familiares de desaparecidas- se han hecho pasar por clientes que buscan los servicios de estas redes, teniendo acceso a catálogos de fotografías de menores ofrecidas para servicios sexuales en la zona norte del estado.

“Las traen de Puebla a Poza Rica, hay mucha prostitución, hay un mercado de prostitución importante, que ha disminuido por la reducción de compañías petroleras, pero continúa. El corredor iba de Puebla, hacia Poza Rica, Tuxpan, y también las llevaban hacia Puebla”, señaló la activista. 

Ilustración: Carlos Morales

Para Jiménez, el delito no se ha dimensionado en su totalidad debido a que leñas autoridades estatales muchas veces no lo reportan, o ni siquiera lo consideran.

En este sentido, Estela Casados González, integrante del Consejo Consultivo del Instituto Veracruzano de las Mujeres (IVM), explicó que en las estadísticas oficiales no se tiene reporte de delitos de trata de personas como tal, al menos en 2016, pero sí de desapariciones.

La también académica de la Universidad Veracruzana (UV) reveló que entre el 1 de enero y el 30 de noviembre, desaparecieron 37 mujeres en el norte de Veracruz. 

Ilustración: Carlos Morales

 

Amargos dieciséis

A sus 16 años, Martha dejó su casa sin avisar y nadie la ha vuelto a ver. Lo único que se sabe es que aceptó irse con una persona mayor que ella, a quien conoció a través de las redes sociales.

El reporte que se tiene en una de las organizaciones civiles de búsqueda de desaparecidos, es que después de algunos días de conversaciones en redes, un varón se ganó su confianza, intercambiaron fotografías y luego ella aceptó verlo por primera vez.

Amigos de la chica revelaron que ella les contó que sentía una fuerte atracción por su nuevo amigo, al grado que estaba dispuesta a violentar uno de los consejos rectores que su madre siempre le había inculcado: no hablar, ni salir con extraños.

Sus familiares no volvieron a saber de ella y lamentan que esta situación afecte no sólo a Martha, sino a decenas de jóvenes en Veracruz que no son localizadas.

Duarte sabía sobre operación de tratantes en Veracruz 

El padre Alejandro Solalinde, dijo a CLIC que en 2011 el entonces gobernador, Javier Duarte, reconoció que en Veracruz muchos casos de desaparición estaban vinculados con el reclutamiento de sicarios y la trata de personas. 

“Javier Duarte me confesó, cuando todavía no enseñaba el cobre completamente, que Veracruz tenía uno de los primeros lugares en reclutamiento de sicarios y trata de personas”, recordó el clérigo fundador del albergue Hermanos del Camino, en Ixtepec, Oaxaca, y activista defensor de los derechos de migrantes.

Solalinde no duda que las redes de trata operan a nivel nacional, con ayuda de burócratas y funcionarios de corporaciones policiacas.

Foto: Julio Argumedo

Además, señaló que los testimonios que ha recabado indican que las mujeres que no acceden a ser prostituidas son torturadas y asesinadas, para escarmiento de otras.

“Pero no solamente migrantes, porque en Veracruz puedes ver la estadística de mujeres desaparecidas y son muchísimas. Hombres también desaparecen para el sicariato, pero las mujeres van directo a la trata (…) El problema se ha incrementado y está directamente relacionado (trata de personas y sicariato) con las desapariciones en Veracruz, Puebla y por supuesto Tlaxcala, pero esto llega hasta Querétaro u otros estados. Si ni siquiera se ve (el problema), menos se va a sancionar. Es algo que se mantiene totalmente oculto”, enfatizó.

via GIPHY